Konnichiwa | La sal y supersticiones, ¿qué tiene que ver en Japón?
41243
post-template-default,single,single-post,postid-41243,single-format-standard,wc-shortcodes-font-awesome-enabled,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.3,smooth_scroll,transparent_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

La sal y supersticiones, ¿qué tiene que ver en Japón?

Si habéis visitado Japón alguna vez y sois observadores, quizás os habrá llamado la atención que en las puertas de muchos restaurantes tradicionales o izakayas (居酒屋) e incluso en bares nocturnos, se encuentren platitos con sal en la misma entrada.

¿Y os preguntaréis, a que se debe esta tradición?

Pues se trata de una especie de ritual que los nipones hacen para espantar a los malos espíritus y es algo muy extendido en el país… Los icónicos luchadores de sumo, por ejemplo, antes de empezar un combate tiran puñados de sal a la tarima para que les de suerte e incluso en los antiguos teatros japoneses se solía esparcir sal sobre el escenario antes de cada actuación para prevenir que los malos espíritus hechizaran a los actores.

En Japón son muy supersticiosos, por ello no es de extrañar que muchas personas en sus propios hogares lo realicen para ahuyentar los malos espíritus, por el mismo motivo lo hacen los restaurantes.

Todo esto viene de la religión, el sintoísmo (神道 Shintō) es el nombre de la religión nativa en Japón, y constituye la segunda religión con mayor número de fieles nipones, detrás del budismo japonés.

El sintoísmo se basa en la veneración de los kami o espíritus de la naturaleza. Estos espíritus se encuentran en todos lados, y es por eso que los japoneses tienen tanto respeto a todo, desde lo abstracto como la inmensidad de la naturaleza, hasta lo concreto como por ejemplo Namazu (鯰) un siluro gigante que según la cultura nipona, habita en las profundidades del mar y es responsable de los terremotos. Así pues, existen millones de tradiciones, como la de poner sal en las puertas para apartar a los malos espíritus y atraer a los buenos.

¿Qué os ha parecido, conocíais esta faceta de la cultura japonesa y su superstición?

No hay comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos